I Encuentro Internacional de Integración Económica

Presentación

En las tres últimas décadas las personas y [as cosas parecen estar cada vez más cerca, gracias al uso  de las tecnologías de la información y la comunicación, las distancias geográficas se acortaron, la  geografía ya no es tan determinante para establecer vínculos entre los hombres, los individuos hoy  día, han construido atajos para estar más cerca entre sí. Esto habla de una integración, lo que significa cercanía, unificación y complementariedad. Pero esta premisa no es definitiva, porque puede  constituir tan sólo una paradoja y es que el ritmo de la globalización es distinta entre continentes y  bloques de países, y es durante las últimas décadas que el mundo se ha agrupado y reagrupado  en función de sus muchos intereses y circunstancias. uno de los agrupamientos devienen de las  dinámicas reales de los procesos de acumulación de las economías otros, son solo el fruto de los  acuerdos formales entre gobiernos.

En el siglo XXI existen en vigencia aproximadamente 300 acuerdos formales de integración económica, de los cuales una buena parte han sido signados en América. El más conocido es el Tratado  de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Pero más allá de [as formas sancionadas por la normatividad vigente en cada nación y por el derecho internacional, los países y las regiones avanzan siguiendo la inercia de la economía de mercado, entrelazando el comercio, las inversiones, la infraestructura y las tecnologías de la comunicación y todo lo que le concierne para estar en la disputa competitiva que imponen los diversos mercado del mundo. 

Si bien, la teoría de la integración tiene su origen en [os movimientos del comercio internacional  o como dice Jacob Viner en “la creación y desviación del comercio”, en el mundo globalizado existen  y avanzan modos de integración donde explícitamente los hombres son los actores. De ello dan cuenta los fenómenos migratorios intercontinentales y entre países, para constituir grandes mercados laborales, realmente existentes, aunque el ojo inquisidor de algunos hombres se niegue a reconocerlos. Lo anterior modifica las formas de convivencia, dando paso a diásporas que luego crean nuevos asentamientos humanos o, simplemente, nuevas identidades que son el fruto híbrido, resultado de la mezcla de las distintas maneras de ser del humano. Es decir, la integración también es cultural. 

La teoría de la integración económica, se deriva de las teorías del comercio internacional es uno de los campos del conocimiento económico relativamente reciente. Los primeros trabajos sobre el tema remiten a Jacob Viner, Francois Perroux, James Edward Meade y Bela Balassa en las décadas de los años cincuenta y sesenta del siglo pasado. Pero la realidad posterior a estos autores clásicos ha cambiado y también la teoría para entenderla. Si bien, ellos son referencia básica para acercarnos al conocimiento sobre el tema, actualmente y en una época de globalización, el mundo se ha vuelto complejo, lo que impone nuevos retos a los diversos ámbitos del conocimiento para observarlo, describirlo, analizarlo y construir nuevas teorías y conceptos que renueven la caja de herramientas para su estudio científico.

 

Objetivo
 
Reunir a investigadores y académicos procedentes de distintas disciplinas para que, desde su particular perspectiva, nos compartan sus visiones sobre el fenómeno de la integración en el más amplio sentido de la palabra, de una manera disciplinaria o interdisciplinaria.
 
Ejes temáticos
 
1. La integración económica y los fundamentos teóricos y metodológicos en el estudio de los procesos de integración económica.
2. Las experiencias de integración en las distintas regiones de la economía mundial.
3. Transformación productiva, los desarrollos regionales y globales en el marco de los procesos de la integración económica.